La antigüedad en general siempre despertó la imaginación de los peliculeros. Y Egipto no iba a ser una excepción. Y por supuesto han maltratado la historia y el arte egipcio, del mismo modo que lo han hecho con griegos, romanos, árabes, medievales o indios. Pero no podemos olvidar que son películas, y que su función es entretener, no enseñar. Para eso están los libros. No obstante, una buena labor de documentación haría que no "chirriasen" tanto. Pero, vayamos al cine.

 

La Momia

Me refiero a la versión antigua, la de Boris Karloff. Era en blanco y negro, y la hemos visto cien veces por TV. Es recomendable como curiosidad de cine clásico.

Sinuhé el Egipcio

Esta película está ambientada en la época del cisma amárnico, y, aunque la historia es ficticia, los detalles están bien llevados. La ambientación es bastante correcta, aunque el tiempo la ha tratado mal, y ahora resulta un tanto cursi. La dirigió Michael Curtiz, director de Casablanca. (Esta película fue la que despertó mis más bajos instintos egiptológicos, y me hizo llegar a la total enajenación que tengo ahora).

Tierra de Faraones

Dirigida por Howard Hawks en 1955, esta película toca el tema de la construcción de una pirámide. Para ser tan antigua, resulta muy efectista el modo de cerrar la pirámide tras el entierro. Tiene bastantes inexactitudes históricas, pero se deja ver.

 

Los Diez Mandamientos

Superproducción de Cecil B. De Mille en la que se da una particular versión del Éxodo. Concretamente la primera parte nos divierte mucho a los egiptófilos. Luego ya se pone demasiado bíblica. Tiene errores deliciosos, como por ejemplo que Ramses II (Yul Brynner) luce cabeza rapada y un solo mechón lateral como peinado. Este peinado era EXCLUSIVO de príncipes o princesas NIÑOS. Cuando llegaban a la pubertad, llevaban peluca. Pero...había que aprovechar que a Yul Brynner le sentaba bien la cabeza afeitada, y me lo vistieron de "principito" de 36 añitos. Otro clásico que debería verse.

Muerte en el Nilo

Adaptación de la novela de Ágata Christie del mismo título. Desfile de grandes actores y actrices, y lucimiento de Hércules Poirot investigando el inevitable crimen. Merece la pena por los exteriores, pero no os fiéis, dicen que están en un sitio, y están en otro.

La Esfinge

Dirigida por Franklin J. Schaffner, en esta película seguiremos las aventuras de una egiptóloga que encuentra cosas apenas rasca un poco en la arena. Y de paso liga con un egipcio guapísimo, aunque un pelín ladronzuelo. Los exteriores son espectaculares, y tiene algún que otro punto de humor. El dato curioso es que en un flashback a la antigüedad, los egipcios ¡hablan de verdad egipcio!. Como peli de aventuras, está bien, y la protagonista, Lesley-Ann Down es muy guapa.

 

En Busca del Arca Perdida

¿Hay alguien que no la haya visto? Que levante la mano y que nos diga de qué planeta viene. Bueno, pues el Sr. Spielberg entra en acción egipcia, aunque sea de modo colateral, porque lo que busca es el Arca de la Alianza. Y se divierte uno viéndola, ¿o no?. También El Joven Indiana Jones nos explica el proceso de momificación.

El Secreto de la Pirámide

De nuevo Spielberg, mezclado con Sherlock Holmes. Aquí Sherlock Holmes de jovencito encuentra una secta de creencias egipcias que han construido una pirámide en el subsuelo de alguna ciudad inglesa. Resulta muy emotivo ver a los supuestos sacerdotes egipcios cantando en inglés.

El Valle de los Reyes

Esta es menos conocida. La dirigió R. Pirosh en 1954, y la protagonizaban Robert Taylor y Eleanor Parker. Un grupo de arqueólogos pugna con unos ladrones de tumbas por un descubrimiento.

Stargate

Película más reciente que se puede definir como ciencia-ficción, aunque con estética egipcia. Un egiptólogo y un comando militar traspasan el umbral del tiempo y pasan a una dimensión desconocida, donde viven unos seres de apariencia egipcia. Bueno efectos especiales, y buena documentación filológica.

Cleopatra

Dirigida por Joseph L. Mankiewikz nos relata de modo lujosísimo y glamoroso los amoríos de Cleo con César hasta que lo asesinan. y con Marco Antonio hasta que él muere en la batalla de Actium. ¡Qué mujer, esta Cleo! No sé qué les daba. La ambientación es demasiado "dorada" y estilo Hollywood. Lo que más "chirría" es el moño de bucles de Cleopatra, y sobre todo los tacones. Pero la Taylor era bajita, aunque guapísima. El maquillaje es impecable, y ella lo lleva muy bien.

 

 

The Mummy

Esta supongo que también la habréis visto todos. Y de nuevo encontramos a arqueólogos que pasan peligros indecibles, mezclados con puntos de humor y efectos especiales. La "ensalada" de personajes, y la falta de rigor egiptológico no la hace resultar menos divertida. Otra vez falla la documentación (¿Por qué dicen que guardan las vísceras en CINCO vasos canópicos, si en realidad son CUATRO?)

The Mummy Return

Pues Esta es más de lo mismo, pero la bibliotecaria y el arqueólogo brutote ya se han casado y tienen un niño superdotado que lee jeroglíficos de corrido. Muy estéticas las escenas de la antigüedad, sobre todo cuando luchan Anakkh-sw-n-Amun y Nefert-Iry.

Aida

Versión cinematográfica de la ópera de Verdi. El físico de Sofia Loren con la voz de Renata Tebaldi son atractivos más que suficientes para recrearnos en la música. Por cierto, el vestuario teatral de AIDA lo diseñó Gastón Maspéro, quien entonces era Director del Servicio de Antigüedades Egipcias.

 Faraón

Esta es la más aburrida de todas, aunque a los egiptólogos es la que más les gusta. Digo que es la más aburrida porque es la mejor ambientada, y la más fiel a la historia. Y claro, la vida real no tiene tantos oropeles como se pretende en Cleopatra. La dirigió J. Kawalerovicz, un director polaco. Se trata el enfrentamiento entre Ramsés XI (En la película dicen que es Ramsés XIII –que no hubo ninguno) y su visir Herihor. Muy cuidada, pero lenta.

La mujer del Faraón

Producción de 1960 dirigida por Vittorio Cottafavi que nos relata la lucha por el poder entre Ramses I y un extraño personaje. En el ojo del huracán hay una mujer (Linda Cristal) No te pierdes nada si no la ves.

La Espía que me amó.

En esta ocasión a James Bond le toca salvar al mundo desde Egipto. Lo cual no la convierte en película de ambientación egipcia, sino que es una historia actual que tiene lugar en Egipto. Los exteriores son magníficos. Aunque no es cierto que se pueda legar en un ratito desde las pirámides al templo de Karnak. Y menos en una furgonetilla.

Seguro que me dejo muchas en el tintero, pero estas son las más representativas.